DE ALARIDO: “ZURDO” RAMÍREZ NOQUEÓ EN 6 AL “PORKY” MEDINA; ES MONARCA JUVENIL CMB

AA
ZURDOH

Fotos: TEMMY VILLA
MAZATLÁN.- El puerto ya tiene otro campeón mundial juvenil.
Con una gran demostración de poderío, Gilberto “Zurdo” Ramírez, Becado TELMEX, se cubrió de gloria al fajarse el cinturón mundial juvenil de peso medio del CMB, al vencer por nocaut técnico en seis asaltos a un aguerrido Rogelio “Porky” Medina.
Ambos peleadores llegaron sin conocer la derrota y fue el mazatleco quien mantuvo esa etiqueta, no sin antes batallar frente a un boxeador, que jamás se rindió en la función denominada “Por honor y venganza”, celebrada en el gimnasio Germán Evers ante unos 2 mil aficionados.
Ramírez machacó el ojo derecho del sonorense con su largo jab. El ojo de Medina poco a poco se cerraba y por ahí se le escapaba la victoria.
En el tercer round por poco cae Medina, pero fue hasta el quinto cuando Ramírez, apoyado por los gritos de “Zurdo, Zurdo”, prendió con una derecha a su rival y lo mandó a la lona.
Medina, quien por primera vez mordió el polvo en 24 peleas, trató de reaccionar, pero el mazatleco se empleó a fondo, le metió las manos a placer, hasta que Efraín Ornelas, el tercero sobre la superficie, decidió parar el combate.
Allí estalló el júbilo de parte de la esquina de Zápari Boxing y también la afición, que veía emocionada a un nuevo campeón universal de Mazatlán.
Ramírez, ahora con 15-0 y 13 antes del límite, dijo que parte de la clave fue el jab de derecha.
“Siempre buscamos el nocaut, la verdad, una gran preparación fue la clave y mucha cabeza arriba del ring. Con el jab le fuimos cerrando el ojo, pero con el recto de izquierda lo acabamos, nunca se esperó el cambio de golpes”, dijo, sin dejar de tomarse fotos con decenas de chicas, que querían la foto del recuerdo con el nuevo campeón del mundo.
Manifestó que se ve como campeón del mundo absoluto en el futuro, pero que para eso hay que trabajar muy fuerte en el gimnasio.

ZURDOI

“TORITO” RETIENE, EN DIFÍCIL CONTIENDA

Cuando Nacho Huízar dijo que Jesús “Tyson” Limones tenía calidad, no se equivocó, pero no fue la suficiente como para dar una sorpresa.
Con un gran derroche físico, José “Torito” Rodríguez retuvo el campeonato mundial juvenil minimosca del CMB al vencer por decisión unánime a Limones, en una gran contienda.
Limones vino a vender cara la derrota. Nunca se rajó ante las embestidas del “Torito”, quien conectó sus mejores golpes, pero el de la comarca lagunera jamás visitó la lona.
Rodríguez basó su pelea en golpear al cuerpo y fue clara su victoria.
“Me siento contento porque fue una pelea dura, con un peleador de nivel, no se dio el nocaut, lo tuve al borde del nocaut varias veces y no se dio, porque el rival tenía recursos y aguantaba, era muy fuerte y pegaba duro, me siento contento porque gané y retuve mi título mundial juvenil”.
El “Torito”, quien llegó a 25 triunfos sin derrota, dijo que sí sintió la pegada de Limones, pero que jamás fue puesto en malas condiciones.

Comments are closed.