JHONNY GONZÁLEZ LE QUEBRÓ LA QUIJADA AL “NORTEÑO” VILLA EN EL CUARTO ASALTO Y RETIENE LA CORONA

ATLANTIC1

Por JOAQUÍN TREJO
Le quebró la quijada.
Con un impresionante nocaut, el mexicano Jhonny González, retuvo la corona pluma del Consejo Mundial de Boxeo, al terminar por la vía rápida, en el cuarto asalto, al texano, Tomás “El Norteño” Villa, en lo que fue la mejor pelea de la noche, en el Boardwalk Hall, de Atlantic City, el cual estuvo a su máxima capacidad, baja la producción de Promociones del Pueblo y Goossen Tutor Promotions.
Fue una noche de gloria para el campeón del mundo, quien desde que subió al cuadrilátero sintió el apoyo de los aficionados con porras de “¡Jhonny!, ¡Jhonny!, ¡Jhonny!”, pero también “¡México!, ¡México!, ¡México!”.
González, ahora ya con marca de 48-7, con 43 nocauts, dio una cátedra de mano izquierda a Villa, quien en los primeros rounds se mostró peligroso y valiente a toda prueba, pues le apostó a tratar de “dormir” de un solo golpe al campeón del mundo, pero González hizo gala de su buena técnica y, sobre todo, de su excelente boxeo, con puntería de “apache”.
Jhonny desde el primer round metió sus mejores golpes, sobre todo el jab y gancho de izquierda que hicieron blanco abajo y arriba de la humanidad de Villa, quien estuvo a punto de irse a la lona, pero conservó la serenidad y pudo terminar de pie el round.
En la segunda vuelta, Villa conectó una poderosa derecha que le sacudió la cabeza a Jhonny, pero este se enfureció más y logró meter una serie de combinaciones que de nueva cuenta puso mal al “Norteño”, sin embargo nunca se rajó y respondía al castigo.
El tercer round fue un episodio de antología del Jhonny pues hizo gala de técnica y de su mano izquierda, ya siendo duelo absoluto de la situación, ante un desesperado Villa, quien no lo encontraba por ningún lado.
Fue antes del primer minuto del cuarto asalto, cuando vino un poderoso gancho al hígado, seguido de otras combinaciones para rematar con una derecha a la mandíbula, lo que hizo que Villa se fuera hacia atrás visiblemente herido echando borbotones de sangra de la boca. El réferi lo puso fuera de combate sin contarle, lo que hizo estallar en júbilo al Jhonny González y a su esquina donde estaban Ignacio Beristáin y los promotores Reginaldo y Oswaldo Kuchle.
VESTIDORES: “SIGUES TÚ GAMBOA”
“Qué venga el cubano (Yuriorkis) Gamboa. Sigues tú”, lanzó el reto el campeón mundial mexicano, visiblemente emocionado, en compañía de su mánager, Ignacio Beristáin y sus promotores Reginaldo y Oswaldo Kuchle, quienes se comprometieron a buscarle esta pelea al flamante campeón.
“Fue una pelea difícil al principio. El ‘Norteño’ Villa pega fuerte y estuvo atento todo el tiempo, pero lo fue dominando poco a poco, hasta que vino la oportunidad del nocaut y no lo dejé pasar. Yo sabía que podría ganar por nocaut, pues me preparé muy bien para este duelo”.
CUESTIONADO TRIUNFO DE WILLIAMS
En un resultado muy cuestionado, el ex campeón mundial Paul “The Punisher” Williams derrotó por decisión mayoritaria al cubano Erislandy Lara, quien hizo un gran trabajo ante un peleador de tanta experiencia, calidad y ventaja de alcance por su elevada estatura, porque boxeó, se movió con inteligencia en el ring, nunca estuvo a merced de Williams.

El cubano desarrolló una pelea similar a la que efectuada por Sergio “Maravilla” Martínez, utilizando su izquierda como principal arma, pero los jueces vieron otra pelea y dieron una decisión a favor de Williams.

Las tarjetas de los jueces favorecieron 116-114 y 115-114 a favor de Williams, mientras que un tercero dio un empate 114-114.

BRANDON RÍOS RETUVO LA CORONA

El estadounidense Brandon “Bam Bam” Ríos defendió con éxito su corona ligero de la Asociación Mundial de Boxeo, al pulverizar en el tercer round al mexicano Urbano Antillón, este sábado por la noche en el combate estelar de una cartelera que fue organizada en el Home Depot Center de Carson, California, Estados Unidos.
Ríos envió a lona a Antillón dos veces en ese tercer round, con contundentes derechas que se estrellaron en su mentón. Los bombazos del “Bam Bam” Ríos desajustaron por completo a Antillón, quien después de la segunda caída miraba con preocupación a su esquina.
Aunque se mantuvo en pie, Antillón no estaba en condiciones de seguir. Lucía desorienta por esas espectaculares derechas de Ríos, quien estuvo a punto de acabarlo en forma definitiva, pero se produjo la intervención acertada del referee David Mendoza.

JHONNY GONZÁLEZ Y “EL NORTEÑO” VILLA CUMPLEN CON EL PRE-PESAJE DE OCHO DÍAS PARA RIÑA TITULAR

-
PESO2

Por JOAQUÍN TREJO
Sin problemas.
El campeón pluma del Consejo Mundial de Boxeo, Jhonny González, marcó en la báscula 127.5 libras para estar dentro de lo que marca el reglamento del organismo, en el pre-pesaje oficial de los ocho días, para lo que será la primera defensa de la corona, el próximo sábado frente al texano Tomás “El Norteño” Villa, en batalla a celebrarse en el Boardwalk Hall, de Atlantic City.
Ante un nutrido número de periodistas que se dieron cita después del mediodía en el Gimnasio Romanza, para atestiguar que el monarca del orbe estaba cumplió cabalmente con esa obligación. Cuando el Jhonny subió a la romana y no hubo problemas, el público asistente, así como sus compañeros de “gym”, le brindaron una fuerte ovación.
Por su parte, el aspirante a la corona, el texano Villa, también cumplió con este requisito y sin broncas registró 127.6 libras y con ello también está todo en orden para la pelea titular. Ambos peleadores cumplieron con los lineamientos del Consejo Mundial de Boxeo, primero con el pre-pesaje de los 30 días, luego el de los ocho días y, ahora, sólo falta del pesaje del próximo viernes y de acuerdo a los datos en los dos pre-pesajes, ninguno de los dos tendrá problemas para registrar el peso pluma.
Jhonny González está satisfecho con el pre-pesaje e indicó que “todo está bajo control. He trabajado muy fuerte para esta defensa, pues no quiero ningún contratiempo para esta pelea. Me han dicho que Villa es un gran peleador y buscará quitarme la corona a cualquier precio, pero falta que yo lo permita”.

El campeón mundial confirmó que dará entrenamiento público el próximo lunes ahí mismo en el Gimnasio Romanza, por ahí de las 13:00 horas y el martes, muy temprano, parte rumbo a Atlantic City, con todo su equipo de trabajo, que comanda el mánager, Ignacio Beristáin.

“MARAVILLA” MARTÍNEZ, POR LAS NUBES, LUEGO DE HABER NOQUEADO EN FORMA IMPRESIONANTE A WILLIAMS

ABC

En un cable de AP, fechado Atlantic City, el astro argentino, Sergio Martínez no tardó en demostrar su talento para el fútbol y el tenis competitivo en su natal Argentina. También demostró sus dotes para el ciclismo.
No fue hasta que cumplió los 20 años que empezó en serio con el boxeo. Se subió a un tinglado hace 15 años por el mismo motivo que lo han hecho miles de otros: para escapar a la droga y violencia que azotan Quilmes, su ciudad natal en la provincia de Buenos Aires.
“No se puede soñar este momento que estoy viviendo”, dijo Martínez en la madrugada del domingo tras la euforia de su fulminante nocaut sobre Paul Williams. “Estoy contentísimo, por mí y por mi familia. Este es un día de pura felicidad, todos saben de donde vengo”.
Alcanzar el estrellato no fue fácil para el “Maravilla” Martínez.
Su contundente victoria para revalidar su corona del peso mediano en el Boardwalk Hall seguramente será enmarcada como el “Nocaut del Año” y, podría ser, el de la década. Sin embargo, el argentino se embolsó algo más que un millón de dólares por el combate, muchos menos que Williams, aunque era Martínez quien defendía la corona.
Martínez siempre ha sido un actor secundario y el mismo fue evidente en los momentos previos a la pelea, cuando tuvo que irse a la esquina azul que había sido reservada para el retador durante toda la noche.
Eso le obligó tener que pasar entre los ayudantes de Williams en el otro extremo para acompañar a los suyos antes de las presentaciones.
El promotor de Martínez Lou DiBella se enojó por el desaire, pero le dijo a los reporteros en la primera fila que el lío por la esquina pasaría al olvido cuando Martínez noquease a Williams.
DiBella resultó ser profético.
Martínez fue agresivo de entrada y tuvo a Williams contra las cuerdas. Pero fue en el segundo asalto que se produjo el momento más dramático de la noche. Cuando Williams se preparaba para conectar un gancho, Martínez le madrugó completamente y le conectó limpiamente en el mentón. Williams se fue de bruces a la lona, víctima de un espectacular nocaut.
“No paraba de decir que esto no iba a durar siete rounds”, dijo DiBella. “Me decía que lo iba a conectar con uno de sus golpes. Creo que me lo dije como mil veces. Ustedes me conocen, siempre ando preocupado y él me calma. ‘Quédate tranquilo que lo voy a noquear”, me decía.
Gabriel Sarmiento, el entrenador de Martínez, contó que hace poco se despertó con pensando en un error de Williams, de mover hacia adelante su pierna antes de lanzar un jab. Sarmiento sabía que Martínez iba a aprovechar la vulnerabilidad de Williams y hasta se aventuró a pronosticar un nocaut en el segundo asalto.
“Sabía que si Paul cometía esos errores, Sergio iba a sacar provecho y fue lo que hizo”, dijo Sarmiento, exhibiendo la página de una libreta del hotel en la que había anotado su predicción.
La pelea fue la revancha de uno de los épicos combates del año pasado, cuando ambos besaron la lona en el primer asalto y luego se enfrascaron en 11 encarnizados asaltos.
Williams se impuso por decisión el pasado diciembre y siempre insistió que hubiese ganado más fácilmente si se hubiese preparado con más tiempo. Martínez quedó como su contrincante cuando se esfumaron los planes para una publicitada pelea con Kelly Pavlik.
Martínez aceptó pelear a última hora, tomando el lugar de Pavlik por ser su primera gran oportunidad de mostrarse en los grandes escenarios. Esta vez, los dos tuvieron más tiempo para prepararse.
“Fue muy simple. Soy un boxeador que no anda dando excusas”, dijo Martínez. “Eso lo dije en la última rueda de prensa. Estaba cansado con las excusas de Paul Williams y salí a hacer mi trabajo”.
Y lo hizo con aplomo, entreverándose ahora como uno de los mejores boxeadores del momento, detrás de Manny Pacquiao y Floyd Mayweather hijo.
Martínez dice que quiere tres o cuatro peleas más antes de retirarse, un par de jugosas bolsas. Lo malo es que el nocaut a Williams podría complicarle conseguir rivales.
¿Quién querrá enfrentarlo tras demoler a Williams?
“Es el mejor peleador que he tenido la oportunidad de representar”, dijo Di Bella. “Le van a llegar muchas oportunidades. ¿Cuántos van a querer esquivarle? Le rehuirán, pero va a pelear”.


* Fuente YouTube